La creación de máquinas pensantes como los seres humanos es uno de los sueños más frecuentes de la ciencia ficción. Son muchas las obras del séptimo arte que han imaginado la existencia en el futuro de ordenadores o robots inteligentes como, por ejemplo, la película I.A.: Inteligencia Artificial, dirigida por Steven Spielberg en 2001.

Humanos y robots

Muchos investigadores afirman que, en algún momento, conviviremos con máquinas o robots que nos harán la vida mucho más fácil y que sustituirán a los humanos en muchas más tareas que en la actualidad. Sin embargo, los avances en Inteligencia Artificial se suceden lentamente, mientras sigue abierto el debate científico sobre hasta qué punto podrán los robots equipararse a los humanos e incluso superar nuestras capacidades.

Pero, aunque parezca increíble, la ciencia real se aproxima cada vez más a la ciencia ficción. Un equipo de científicos de la Universidad de Nueva York, Universidad de Toronto y el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts/Boston) ha logrado desarrollar el primer algoritmo para que una Inteligencia Artificial o Robot pueda aprender conceptos nuevos similar a como lo hace un ser humano.

El aprendizaje en los robots

Robot estudiando con una computadora
La tecnología permite que los robots aprendan comportamientos humanos para ser herramientas de ayuda.

El líder del grupo Brendan Lake y sus colegas han creado un programa capaz de aprender a escribir caracteres de un alfabeto a partir de un ejemplo de muestra. Hoy día, algunos robots ya aprenden como un humano, toman una acción como modelo o ejemplo para luego repetirlo. Sin embargo, la diferencia radica en que, mientras una persona necesita unos pocos ejemplos, la Inteligencia Artificial necesita miles de ejemplos para familiarizarse con una tarea y luego poder repetirla.

No obstante, Brendan Lake, autor principal del estudio, subraya que el ser humano sigue siendo mucho mejor que las máquinas a la hora del aprendizaje. Pero sostiene que su trabajo investigativo podría ser un avance para, en el futuro, disminuir la brecha del aprendizaje de máquinas y desarrollar nuevos métodos que permitan a las máquinas aprender a realizar otras tareas.

No hay la menor duda de que las máquinas están aumentando cada vez más sus poderes, pues la tecnología sigue avanzando exponencialmente.

Comments

comments