¿Quién dijo que no se podía hacer magia con la tecnología? No esa clase de magia que nos parece un bonito espectáculo de crear cosas sorprendentes o de hacernos la vida más sencilla pero bastante costosa de adquirir; hablamos de una “magia” que hace posible lo imposible, con el fin de mejorar nuestra sociedad con la tecnología. Eso es Magitek, una de las pocas compañías que lleva bien puesto su eslogan y el cual, además, encierra toda su filosofía corporativa: La magia de la tecnología.

Magitek nació en la ciudad de Barranquilla en Diciembre de 2014, como un centro de innovación tecnológica enfocado en el desarrollo e implementación de ideas, proyectos creativos e innovadores con una fuerte visión de contribuir a elevar a las sociedades a su máximo potencial, empleando y facilitando las herramientas tecnológicas disponibles para dicho crecimiento. ¿Pero cómo lograrlo, de dónde partir? La magia de la tecnología siempre estuvo acompañada del mantra corporativo “Sé global desde el principio”, no como los negocios tradicionales que poco a poco van creciendo linealmente en una ciudad, luego en un estado, o luego en un país y finalmente en otros países. Es así que Magitek lanzó simultáneamente en todo el mundo, uno de sus proyectos globales: Merlim Network.

Equipo corporativo de Magitek Internacional reunidos.
Muchas horas de trabajo en equipo han dado origen a grandes proyectos.

No era que la compañía tuviese un gran delirio de grandeza, sino más bien, la fuerte convicción de que puede reducirse la pobreza o mejor aún, puede generarse riqueza a través de la innovación, no solo en el contexto inmediato, sino en cualquier lugar del mundo. Ahora bien, no es un delirio de grandeza tener la ambición de ser generadores de riqueza, pues el mismo Oppenheimer en su obra Crear o morir (2014) señala que los recursos naturales no son garantía del éxito económico de un país, pero sí  el desarrollar las mejores mentes, por lo cual también enfatiza en que “Un programa de computación exitoso, o un nuevo medicamento, o un diseño de ropa novedoso valen más que toneladas de materias primas.” (Oppenheimer, 2014). La falta de oportunidades, un sistema educativo mediocre sumado a un gobierno que complica con normatividad legal emprendimientos de cualquier tipo, hicieron a Magitek no desistir y repetirse siempre “Sé global desde el principio”, crear y ser una verdadera revolución a pesar de la adversidad, dificultades y muchas barreras para emprender en el mercado tecnológico en latinoamérica.

La osadía de este viaje que emprendieron entusiasmados Fredy Morelo, Deison Valencia, Anderson Marques y Varinia Jouvin, estuvo impulsada inicialmente por sus historias personales, y por su fuerte convicción de transformar la sociedad a través de la tecnología.

Sin embargo, con pocos empleados, pocos recursos y con un horizonte incierto, cualquiera hubiera encontrado difícil mantenerse convencido de la visión que ellos tenían, pero el corporativo de Magitek tenía la motivación suficiente para no desfallecer, de mantenerse firme en ser global desde el principio con una propuesta de negocio innovadora que aún no había hecho el eco necesario. Hacia Julio de 2016, con más de año y medio trabajando en el desarrollo de aplicaciones móviles, ingeniería de software, simulaciones, algoritmos, fórmulas, testeos y construcción del algoritmo publicitario -entre otros proyectos-, aún no alcanzaban las ventas para llegar al punto de equilibrio. Fueron verdaderos momentos de frustración y tristeza para el corporativo, pues se había considerado la opción de cerrar varios proyectos, e incluso el de Merlim Network. Aun así, la convicción de seguir adelante estaba más firme que nunca.

Construimos todo con el poder de la palabra y de la plena convicción de nuestra visión,  que nos ayudó a construir una realidad

Fue aquí cuando la verdadera magia ocurrió: El pequeño crecimiento comercial que había alcanzado hasta el momento, no fue una simple hazaña sino el impulso perfecto para crecer aún más, pues las ventas sobrepasaron en gran manera el punto de equilibrio, permitiéndole a Magitek ampliar su capital humano para robustecer sus proyectos y desarrollar otros nuevos. Por ello, Fredy Morelo sostiene hoy que “Construimos todo con el poder de la palabra y de la plena convicción de nuestra visión,  que nos ayudó a construir una realidad”.

La firme convicción, la motivación, el poder de expresar y creer que Magitek es una compañía de valor, fue lo que hizo posible vencer todos los obstáculos y fortalecerse en la adversidad; esto, más la confianza que tanto empleados como clientes depositaron en esta empresa que hoy está viviendo su mantra que lo acompañará por siempre: Sé global desde el principio. El haberle ganado a la adversidad fue realmente un punto de quiebre hacia el crecimiento.

Fred Morelo, Varinia Jouvin, Anderson Marques y Deison Valencia de Magitek Internacional
Fred Morelo, Varinia Jouvin, Anderson Marques y Deison Valencia. Fotografía por: Luis Peralta

Con una sede propia en Colombia que se proyecta como un verdadero y revolucionario centro de innovación de gran solidez, sostenibilidad y con más de 60 empleados alrededor del mundo, hoy día, Magitek es una multinacional con varias filiales: Magitek Internacional S.A.S. en Colombia, Magitek Ecuador S.A., en Ecuador, Magitek Brasil Publicidad en Brasil, y Magitek International LTD, en Reino Unido, con diversos proyectos de envergadura mundial. Hoy la empresa cuenta con clientes corporativos alrededor del mundo y una plataforma global descentralizada presente en 122 países: Merlim Network.

Las historias de vida detrás del corporativo de Magitek

Compartir una visión tan ambiciosa como la de Magitek es complicado y mucho más lo es mantenerla viva, sin embargo, la esencia de cada uno de quienes conforman su equipo corporativo es lo que ha motivado a que este proyecto exista hoy. He aquí, las vidas de aquellos quienes inspiran la magia de la tecnología.

Fredy Morelo, CEO

“Leer es crucial para el crecimiento y liberación de la gente”

Este “serial entrepreneur” tiene toda la autoridad moral para afirmar que la pobreza no es excusa para no salir adelante. Nacido en San Bernardo del Viento, Córdoba, Colombia, y

Fred Morelo, CEO de Magitek
Fred Morelo, CEO y Jefe de Innovación

criado en condiciones de extrema pobreza en un barrio de invasión en Cartagena de Indias, Fred siempre se sintió ajeno de esas precarias condiciones de vida y por mucho tiempo cuestionó incluso el orden mismo de la sociedad. Fue la lectura, ese hermoso y liberador hábito lo que lo ayudó a despertar y el cual le mostró lo valioso que es para el ser humano imponerse metas y cumplirlas. Así, se hizo al objetivo de romper con las cadenas de pobreza de su familia e hizo de esto la guía que necesitaba para romper ese paradigma.

Su familia estuvo siempre unida en la adversidad económica a pesar de que esta fuese la fuente de sus problemas, su padre trabajaba de albañil mientras su madre se dedicaba a la casa y aun así y con mucho esfuerzo, reunieron dinero para enviarlo a la Armada de la República de Colombia, todo un honor para cualquier joven y motivo de orgullo para cualquier familia en esas condiciones de vida. Sin embargo y a pesar de que su servicio fuese impecable y que sirviera a su país en las fuerzas militares, aun sentía que algo no estaba bien y sobre todo, que no era el entorno donde desarrollaría al máximo su potencial. Subir de rangos en la Armada no era especialmente la meta que se había planteado alguna vez y por ello, sufrió de constantes depresiones por la frustración que le producía el no sentirse en el lugar correcto ni cumpliendo su propósito de vida.

No hubo un terapeuta que pudiera ayudarle a aliviar las depresiones que sufrió, salvo un libro que cambió su vida: Padre rico, padre pobre, de Robert Kiyosaki, pues después de haberlo leído, se sintió seguro de ir a conquistar sus sueños e ir por la meta de romper la cadena de pobreza de su familia, por ello, en el año 2006 y tras casi nueve años de servicio en la institución militar, decide renunciar. Nadie estuvo feliz con su decisión y sobre todo porque era quien velaba económicamente por su familia. Más que valor para tomar una decisión así, Fred sintió que estaba haciendo lo correcto.

Aquí comienza una trayectoria de hacer varios negocios y emprendimientos, por lo que se considera a sí mismo en la actualidad, un emprendedor serial. Entre los años 2007 y  2008, Fred desarrolló varios negocios tradicionales como restaurantes, una empresa de eventos, una de capacitación y motivación; y emprendió en distintos negocios multinivel como Amway y Omnilife, sin embargo, en ninguno obtuvo resultados, sino que terminó con una deuda de más de US $31,000, una cifra que en un país de Latino américa no podrías pagar ni trabajando las 24 horas del día durante años enteros. Estaba solo en la ciudad de Medellín, frustrado, endeudado y desesperado por haber dejado la Armada, pero aun así, siguió escuchando la voz interior que le pedía tener paciencia, pues lo que él tenía que hacer era más grande que él y que con eso ayudaría a otros.

Llegó a Barranquilla persiguiendo ese sueño, a pesar de que en algún punto se sintió desfallecer, con una mano delante, otra atrás y una laptop que fue su vehículo más próximo a conocer las maravillas del internet y de los negocios que podían manejarse en la gran red.

La primera meta financiera de alguien debería ser tener libertad” – Fred Morelo

Desde el 2008 hasta el 2012 volvió a emprender en negocios de internet, desde CPA, Google Adsense, Trading de divisas y commodities, y negocios de mercadeo en red basados en el Internet. A pesar de que sus primeros dos años en esta nueva industria no le generaron beneficios económicos, sí le generó el aprendizaje necesario para convencerse de que a través de internet podría conseguir libertad. Y es que, para Fred, “La primera meta financiera de alguien debería ser tener libertad” y el internet podría precisamente, ser generador de libertad. De hecho, el internet es una de las invenciones más trascendentales en la historia de la humanidad, es una herramienta que bien utilizada, puede proporcionar tanto libertad como poder, independientemente del fin con el que sea utilizado: ya sea para el bien común u otros no tan buenos.

Tanto es el poder de esta herramienta, que gracias ella se conectaron perfiles muy diferentes con una misma visión: Deison Valencia, Anderson Marques y Varinia Jouvin con quienes Fred trabajó en equipo en varios proyectos simultáneamente sobre los cuales no tenían control, es decir, que desarrollaron independientemente. No todos los proyectos fueron un éxito rotundo, pues varios de ellos le sumaron a Fred un total de 11 lamentables fracasos consecutivos de los cuales quedó todo el aprendizaje, entrenamiento y por supuesto, las grandes amistades con quienes fundaría Magitek.

Lucha por tus sueños a pesar de cualquier circunstancia…

Si hay algo que puede aprenderse de la historia de vida de Fred Morelo es precisamente el prepararse para superar el momento oscuro. Todos tenemos, tuvimos o tendremos momentos de desespero y fracasos, especialmente cuando se trata de luchar por los sueños propios. Superar el momento oscuro significa estar preparado para asumir, vencer y/o aprender de los obstáculos con toda la paciencia necesaria para seguir adelante en la conquista de tus metas; después, inevitablemente, vendrá la recompensa. Solo imaginemos por un momento si Fred hubiese desistido en el fracaso #10 con una deuda de más de US $31,000, o si hubiese desistido finalmente en el fracaso #11? Fred, que ha vivido suficientes momentos oscuros, tiene toda la autoridad para decir: “Lucha por tus sueños a pesar de cualquier circunstancia…”

Y si tú que lees esto, eres un emprendedor, debes saber que superar el momento oscuro es deber de todo emprendedor, porque no se trata de tu bienestar, sino asumir la visión de poder impactar la mayor cantidad de vidas positivamente.

Deison Valencia, COO y VP

No es necesario ver toda la escalera, sólo da el primer paso con fe”

Deison Valencia, COO y Jefe de Operaciones de Magitek
Deison Valencia, COO y Jefe de Operaciones

Tener fe a veces implica tener paciencia. Y si la paciencia y la bondad pudieran personificarse, sin duda se llamarían Deison Valencia: esposo, padre, hermano, fiel creyente en Dios y ser humano que dirige actualmente todas las operaciones en Magitek. Nacido en Armenia, Quindío, Colombia, pero después de andar en varias ciudades del país como nómadas junto a su familia, se estableció con ellos en Palmira, Valle.

Deison creció en un hogar humilde y fue criado por unos padres que tenían esa visión emprendedora del mundo, por lo que empezó a trabajar desde muy niño para aprender de la vida y formarse, pero con la muerte de su padre cuando él tenía tan solo 13 años, su trabajo ya no era para divertirse o para pretender ayudar a su familia, sino para llevarse al hombro la responsabilidad de mantener su hogar. La vida real le había pegado fuerte cuando era simplemente un niño, pero no se desmoronó porque sentía que su familia era su mayor responsabilidad. Es así como a sus 14 años consigue un empleo como mensajero para una entidad pública: una experiencia de siete años que le sirvió para aprender disciplina, respeto, puntualidad, y que despertó en él el anhelo de seguir los pasos de sus mentores profesionales en sus años como mensajero.

Sin embargo, su deseo de seguir los pasos de estos hombres que él consideraba exitosos desaparece en el año 2004, cuando un amigo empieza a hablarle de un negocio de mercadeo en red y de la industria en general, llenándolo de libros, audios, con innumerables llamados a cumplir metas personales que no ofrece ningún negocio tradicional, unas metas que se veían lejanas aun con los muchos largos años de trabajar duro por su familia y que parecían no terminar o dar frutos tan prometedores como los de la industria del multinivel. Sus metas hacia la tan llamada libertad financiera, estaban en la industria MLM y por ello, decidió seguirla durante casi diez años donde hubo buenos y no tan buenos resultados, pero sobre todo, mucho aprendizaje y oportunidades de ejercer un verdadero liderazgo.

Aprendí que mientras no tengas el control absoluto en una oportunidad de negocios, siempre estarás expuesto a que ocurran cosas sobre las que no puedes hacer nada

En el año 2009, conoce a Fred Morelo y a Anderson Marques mientras desarrollaban un negocio multinivel que por su modelo de negocios no tuvo mayor repercusión, pero aun después de ese fracaso, Deison decide tomar su camino con otros emprendedores para formar su propia empresa, pero sin resultados positivos. Por lo anterior, vuelve a reunirse con Fred y Anderson en distintas oportunidades de negocio en internet que surgieron en ese año, ahora con Varinia Jouvin y con toda la motivación del mundo para seguir adelante en la industria, con altos y bajos que dejaron enseñanzas pero muchas deudas. En sus palabras, Deison nos dice: “Aprendí que mientras no tengas el control absoluto en una oportunidad de negocios, siempre estarás expuesto a que ocurran cosas sobre las que no puedes hacer nada.

Las dificultades de tu vida no son una excusa para conformarte con llevar la vida que la sociedad esperaría, pero sí son una escalera hacia el universo donde puedes transformar tu vida y las de los demás

Son contadas las personas que tienen el valor de asumir desde temprana edad una responsabilidad tan grande como llevar las riendas económicas de un hogar, o más allá de ello, llevar una vida decidida a sobreponerse a las adversidades, luchar, surgir y tener una mejor vida. De entre esas enseñanzas claves en la vida de este líder innato, tenemos un mensaje poderoso: Las dificultades de tu vida no son una excusa para conformarte con llevar la vida que la sociedad esperaría, pero sí son una escalera hacia el universo donde puedes transformar tu vida y las de los demás.

Varinia Jouvin, CMO

Todo es posible

– Mamá, veamos esa casa.

– Hija, no podemos, no tenemos dinero para comprarla.

Pero ¿cómo así? Si tú siempre me has dicho que no hay nada imposible. Vamos a verla.

Varinia Jouvin, CMO y Media Manager de Magitek Internacional
Varinia Jouvin, CMO y Media Manager

A lo mejor no era la primera vez que Varinia Jouvin entendía que a veces, las lecciones más valiosas de la vida provienen de las situaciones o personas menos esperadas. Así que, sacó una cita para entrevistarse con el dueño de la casa e incluso, cuando visitaron el lugar, su hija escogió su habitación preferida. ¿Parece sencillo? Aunque en ese momento, esta verdadera luchadora no se encontraba en su mejor situación económica y personal, su pequeña hija le recordó lo que por siempre había llevado como bandera: Todo es posible. Resultaría sencillo pensar que todo es posible cuando no hace falta nada pero, ¿qué hay de cuando lo has tenido todo y lo pierdes, sin más ni más?

Varinia creció en una familia ecuatoriana acomodada y donde el dinero jamás fue un problema, pues su padre trabajó toda su vida en la industria farmacéutica y eso les daba para vivir muy bien. Así que cuando era niña, la única entre sus hermanos, tuvo el privilegio de hacer deportes, participar de grupos culturales e ir a las mejores instituciones educativas. En fin, la niñez que cualquier otra niña envidiaría. Aun cuando el dinero no era una preocupación, siempre fue lo suficientemente independiente como para incluso, empezar a trabajar desde sus quince años en un teatro local hasta cumplir la mayoría de edad. En este punto, sus hermanos mayores que ya eran profesionales, la desmotivaron para que no estudiara medicina, pero de todas maneras, el programa no abrió ese año. Después de esto, es que las cosas empiezan a cambiarle un poco.

Con el proceso de dolarización en Ecuador, su familia perdió todos sus ahorros y por ende, sus posibilidades de aspirar a que sus padres costearan su educación superior. Varinia, que ha sido una guerrera de mil batallas, aceptó el reto y se adaptó a lo que viniera, por lo que siguió trabajando para pagar su educación sin reproche alguno. Fue una buena amiga quien le habló maravillosamente de la producción de televisión y es por ello que fascinada, ingresa a la vida universitaria en el área de la producción audiovisual y televisiva; y, gracias a su mejor característica de proponerse ser excelente en todo lo que emprenda, los directivos la invitan a ser parte de su equipo de producción.

Ser excelente es más que simplemente jugar a destacar, exige demandarse a sí mismo a ir más allá de lo que esperan de ti, ver más allá y cuestionarlo todo. Que haya sido la única mujer de entre sus hermanos hombres, despertó en ella la convicción de hacerse valer de sus capacidades para alcanzar lo que se propusiera, de ser independiente, de no aceptar tratos diferenciales solo por ser mujer y luchar por su propio éxito, que no tiene géneros ni ve edades, ni religiones, ni razas. Es con esta filosofía de vida que a través de los años, forma un hogar con un matrimonio estable y una hija que es hoy día la luz de sus ojos. Esa misma filosofía la lleva a emprender negocios con quien fue su pareja por años.

En esa vida de empresaria, trabaja con su pareja en áreas de producción de eventos organizando conciertos con artistas importantes en su país; además de ello, juntos iniciaron exitosos negocios, como lo fue El Aguacate: un prestigioso restaurante de comida típica en Ecuador. Hasta ese instante, habría sido el emprendimiento más grande que Varinia había hecho, sobre todo por el tiempo invertido en crearlo, hacerlo surgir, mantenerlo en pie y hacerle ganar una respetada reputación entre comensales más exigentes. Sin embargo, una serie de dificultades personales la llevaron al cierre de este negocio y sucesivamente, hacia una situación que ella jamás había vivido.

Su espíritu guerrero también le añadió valor a la luz que le daba su hija en un momento tan oscuro, pues fue difícil llevar la imagen de la mujer exitosa cuando ni tenía para alimentarse

Para una mujer que siempre lo había tenido todo, que era reconocida como una mujer exitosa, brillante, una visionaria de espíritu libre e independiente, que ahora tenía un matrimonio que llegaba a su fin, una hija pequeña y deudas que la dejaron con la moral por el suelo, sin dinero o esperanzas de recuperarlo o reemprender un negocio igual de exitoso, con conflictos personales que intentaron debilitar su espíritu; su hija fue la única razón para llevar su cruz sin desmoronarse por completo, era la única fuerza que tenía para seguir adelante a pesar de abrir sus ojos a una casa vacía y la preocupación de no tener qué darle de comer a su hija. Su espíritu guerrero también le añadió valor a la luz que le daba su hija en un momento tan oscuro, pues fue difícil llevar la imagen de la mujer exitosa cuando ni tenía para alimentarse. Es por ello que decide desvincularse de todo lo que era su vida hasta ese momento mientras se adaptaba a este nuevo cambio o sencillamente, abrirse a nuevas posibilidades.

No desmoronarse fue lo más sabio que hizo Varinia para tomar fuerza, además, porque sabía que salir adelante estaba completamente en sus propias manos. Es en estos momentos que conoce de un amigo sobre las redes de mercadeo y los beneficios que ofrecía; por lo que, como empresaria, pone en la balanza lo que costaría volver a iniciar un negocio tradicional o la oportunidad de emprender en un negocio que le ofreciera libertad financiera por menos. En el mundo de los negocios multinivel, conoce a Fred, a Deison y a Anderson y entabla una cercana amistad; pronto, conecta con la visión de transformar vidas a través de las innovaciones tecnológicas y pronto empiezan a visionar lo que sería Magitek.

Si tienes una visión que impacta vidas, lucha por ella hasta verla convertida en realidad sin importar lo demás

No fue sencillo para la gente cercana a Varinia, que con su situación rechazara ofertas laborales de toda índole que cualquier persona cuerda jamás rechazaría y sobre todo, en una situación tan precaria en la que se encontraba. El adjetivo loca le quedó pequeño a toda la gente que criticó su decisión de entregarse por completo a esta visión; batalló con su gente cercana sólo porque ella deseaba tener esa posición en la cual pudiera repartir luz cuando estaba apenas saliendo de su oscuridad. Varinia, que estaba empezando a experimentar cambios positivos en su vida y convencerse de que podría avanzar hasta resolver sus dificultades personales y financieras, deseaba entonces ser un catalizador del “sí es posible”, y el del “todo es posible”. Su mensaje era claro: “Si tienes una visión que impacta vidas, lucha por ella hasta verla convertida en realidad sin importar lo demás

Anderson Marques, Director Internacional de Redes

“La vida está hecha de decisiones, decidimos ser exitosos o fracasados. Solamente nosotros tenemos la llave de la elección para poder abrir la puerta que determinará nuestro futuro”

Anderson Marques, Director Internacional de Redes, Magitek Internacional
Anderson Marques, Director Internacional de Redes

Nacido en Minas Gerais, Brasil, Anderson Marques creció en una familia en precarias condiciones económicas, por lo que su niñez no fue la más anhelada por un niño que desearía jugar, ir a estudiar, o simplemente, ser niño. Esto fue algo que lo impulsó a irse a trabajar desde que tenía tan sólo siete años de edad para poder conseguir parte del sustento para su casa. ¿Cómo podría un niño a esa edad tener posibilidades de estudiar, de surgir, o de tener otras oportunidades para cambiar la situación de su familia? No había ninguna opción visible, no había vida fuera de las cañas de azúcar en Minas Gerais, por lo que esta situación marcó lo que sería su actitud hacia la vida.

Y es que vivir situaciones difíciles debería impulsar a las personas a progresar, no a motivarlas a quedarse por siempre allí, en el fracaso

Aunque su niñez fue atípica, le sirvió en su madurez para sentirse agradecido hacia la vida y valorarlo todo. Todo. Buenas y malas situaciones, momentos agradables y otros que no; este primer momento de su vida le sirvió para aprender a soñar y luchar por sus metas de salir adelante, cambiar su situación, aprender a emprender y liderar desde pequeñas cosas hasta las más grandes que estaban en su mente. Y es que vivir situaciones difíciles debería impulsar a las personas a progresar, no a motivarlas a quedarse por siempre allí, en el fracaso. Por ello, aun con la convicción de que saldría adelante, en 1999 conoce de la industria de mercadeo en red e inmediatamente se siente fascinado con la filosofía del trabajo en equipo y de todo lo que se podría alcanzar en esta industria.

Con unos sueños bien claros y establecidos desde su niñez, Anderson emprende en los negocios de mercadeo en red con ansias de ayudar a sus padres para suplir sus necesidades. Motivado por el trabajo en equipo y por la visión de transformar las realidades de muchas personas que a diario vivían lo que él de niño vivió, empezó a prepararse para abordar los retos que esta visión traía. Sin embargo, al estar dentro de negocios tradicionales, empezó a sentir la convicción de su propia libertad y a rechazar en parte lo que sería trabajar para una empresa, que sería competir con otros para obtener una posición y crecimientos limitados. Esto no hacía parte de su visión de ayudar a otros a transformar su realidad.

La tecnología y la innovación son el mejor motor para el impulso y desarrollo de cualquier sociedad

Dentro de los negocios por internet que desarrolló, se encontró con Fred, Deison y Varinia, por lo que después de varios fracasos en la industria de mercadeo en red, decidieron inclinarse hacia la creación de una empresa que impactara positivamente la sociedad con todos los proyectos que emprendieran. Es así como se conectan juntos con la visión de Magitek, convencidos de que la tecnología y la innovación son el mejor motor para el impulso y desarrollo de cualquier sociedad.

Es por ello que Anderson se identifica de lleno con la frase que inicia su historia: “A vida é feita de escolhas, ou decidimos ser bem sucedidos ou fracassados, somente nós temos a chave da escolha para poder abrir a porta que determinará o nosso futuro”. Y él ha decidido cambiar su historia, así como hicieron Fred, Deison y Varinia; aprender de sí mismo para ayudar a otros a que también encuentren el mejor camino hacia su propia superación.

Un equipo Corporativo cuyas historias de vida impulsan la visión de Magitek

Estas son apenas algunas de las historias de vida que todavía hoy se escriben tras bambalinas en Magitek, una empresa en el mercado de las tecnologías que se ha mantenido firme en su visión de transformar y propender por el desarrollo de las sociedades.

La gran meta que se avecina

Magitek Unicorn Logo
Magitek Unicorn

Adversidad, barreras y dificultades solo sirvieron para preparar el camino al crecimiento exponencial que está viviendo actualmente, pero no acaba allí. Magitek le apunta a convertirse en la primera startup unicorn en Latinoamérica, un tipo de compañía avaluada en mil millones de dólares o más, que surgen así como Magitek: de la nada, de las palabras, de planes y proyectos imposible de realizar pero que un día dan un salto cuántico gracias a la innovación y rompen esquemas, trascienden, son globales.

Comments

comments