El Bitcoin es la primera criptomoneda creada en 2009 que, como toda criptomoneda, funciona de manera similar a los métodos de intercambio o monedas que conocemos regularmente (dólar, euro o peso) que sirve para intercambiar bienes y servicios; sin embargo, a diferencia de otras criptomonedas, es descentralizada, nadie la controla, y no tiene un emisor central. Bitcoin es una divisa electrónica que permite realizar transferencias directas, instantáneas y anónimas entre dos usuarios en cualquier parte del mundo. El sistema descentralizado que hay detrás de los bitcoins es una de las visiones propias de esta transformación digital en la que se mueve la sociedad y la economía.

Las criptomonedas, entre ellas el Bitcoin, a pesar de ser seguras, íntegras y verídicas, no son legales en todos los países. Sin embargo, el 1 de abril del 2017 se dio a conocer una noticia muy importante en el ámbito de la economía digital. La Agencia de Servicios Financieros de Japón, FSA, legalizó el Bitcoin en el país como una ley ya vigente en el mercado económico japonés permiténdole a esta moneda la expansión a un nuevo mercado.

La legalización de Bitcoin en Japón es un gran paso para esta criptomoneda y para el ecosistema, en general, de blockchain (base de datos compartidos que funciona como un libro para el registro de operaciones de compraventa; la base tecnológica del funcionamiento del Bitcoin).

Implementación del Bitcoin en la economía japonesa

Gran plano general de Osaka, Japón
La legalización del Bitcoin en Japón le abre una puerta más a la implementación de esta moneda en el mundo.

El porqué Japón legaliza el Bitcoin o moneda virtual es para que ésta sea utilizada como forma de pagos, junto a otras unidades monetarias, y a otras divisas virtuales no controladas por los bancos, y es una respuesta a la creciente demanda de éstas, garantizando con esto la protección de sus usuarios, facilitando el desarrollo del sector tecnológico, en especial las transacciones comerciales y financieras a través de internet. Para esto, el gobierno procedió a realizar una consultoría pública sobre la modificación, en la que se obtuvo que un total de 5.307 comentarios de 72 individuos y compañías de todo el país opinaron y realizaron sus recomendaciones sobre este asunto.

En el nuevo marco legal, las entidades que ofrezcan este tipo de servicios relacionados con divisas virtuales deberán someterse a la supervisión de autoridades japonesas, lo que permitirá prevenir nuevos escándalos como el del 2014 de Mt.Gox, la mayor casa de cambio de Bitcoins a nivel global, con sede en Tokio, la cual cayó en bancarrota tras denunciar la desaparición de 850.000 unidades de moneda virtual, equivalente a 48.000 millones de yenes (352 millones de euros, 387 millones  de dólares), por lo cual Japón aprobó una normativa que clasificó esta criptomoneda, no como una divisa, sino como una mercancía.

Con esta nueva ley normativa del 1 de abril de 2017, Japón volvería a ocupar el primer lugar de la regulación de divisas digitales. Actualmente, existen 600 divisas virtuales en el mundo, ocupando el Bitcoin el primer lugar, con una mayor capitalización dentro del mercado estimada en 6.400 millones de dólares (5.800 millones de euros), influenciando el mundo de los negocios a nivel mundial.

Impacto en el mundo

 Hoy en día en Japón, la criptomoneda se convierte en la más conocida y utilizada en todo el mundo como un medio legal reconocido oficialmente y en vigor, legalizando el intercambio con los requisitos de capital, seguridad de la información y procedimientos operativos mejores y más seguros; esto llevará a la creación de programas de formación para los reguladores, sometiéndose a auditorías anuales.

Por el momento, las autoridades del gobierno, las empresas y consorcios quieren llegar a tener una aplicación financiera nacional, a través de la creación de un lugar transparente y jurídico, para la plataforma tecnológica del blockchain, como es el caso del grupo financiero Mizuho, que están realizando la creación de proyectos en la incubadora blockchain de la compañía para evaluar la aplicación de pagos transfronterizos, uso de bitcoin a nivel bancario y la aplicación de la plataforma Hyperledger. Asimismo, también se ha desatado una ola de inversionistas de gigantes financieros en conjunto con el posicionamiento de Japón como el país de mayor transa de Bitcoin, e influencia en el mundo.

Son muchas las razones por las cuales esta moneda virtual se está haciendo más popular y la más usada en todo el mundo, vendedores, propietarios de negocios y usuarios particulares, empresas de marketing virtual, encuentran en Bitcoin importantes ventajas que los han llevado a adoptar este sistema, que representa la evolución económica en esta espiral tecnológica en la que está inmerso el mundo.

Comments

comments