Anivel mundial estamos viviendo una fuerte crisis financiera que está devaluando las monedas tradicionales emitidas legalmente por los bancos internacionales en diferentes partes del mundo,  poniendo en riesgo  la credibilidad de todo el sistema bancario, lo que ha llevado a diferentes gobiernos a buscar una alternativa financiera económica; ésta se ha generalizado en países de economía más débiles, pero parece haber llegado ya  hasta Europa y otros continentes. Vemos que la banca en Alemania y Estados Unidos es crítica, la caída de la moneda China (Yuan), Japón e Italia tienen graves problemas financieros. En medio de esta crisis mundial, se abre camino en el mercado más tradicional y surge el Bitcoin, como una alternativa de intercambio de valores más segura, anónima y sin intermediarios.

Esta situación ha llevado a los gobiernos a tener ciertas dificultades en poder adaptarse al auge de popularidad del Bitcoin, viéndose en la necesidad de aceptarla como una alternativa de divisas convencionales. Como es el caso de Estados Unidos, en el que es una divisa legal, donde un juez federal lo dictaminó,  mientras que en Tailandia ha sido prohibida; a diferencia de Alemania, que ha declarado que acepta el Bitcoin como moneda privada y como un instrumento financiero. De acuerdo a las estadísticas de la plataforma de Blockchain, la más importante en la bolsa de bitcoins en todo el mundo, en el 2016 esta moneda global incrementó su  valor al 125% llegando a $1.127 dólares, revalorizándose por encima de los $1.000 dólares por primera vez 2013, cuando llegó a los $1.220, incrementando rápidamente durante todo el año.

Manejo del Bitcoin en Alemania

El Ministerio de Finanzas Alemana dio contestación a la petición del diputado liberal Frank Schaeffler, reconociendo el Bitcoin oficialmente como «unidades de cuenta» y, en consecuencia, «dinero privado», quien recalca que es un producto todavía muy inestable y que puede causar grandes pérdidas de dinero. Reconocer esta moneda como dinero privado le sirve a Alemania de control en el campo jurídico y legal, para que ésta no pase a ser un refugio de evasores fiscales.

General view of Frankfurt, Germany
Alemania se convierte en el primer país en establecer el Bitcoin como moneda oficial.

El Bitcoin, moneda global, no pagará impuesto cuando se trate de una transacción de usuario a usuario; por ejemplo, en el caso de compra a través de tiendas online, los impuestos serán cobrados igual como si se pagaran con dólares, euros o yuanes, aunque si aún no se sabe cómo procederán al cobro, las compras realizadas en subastas por internet estarán exentas de pagar el IVA. El BaFin corrigió el código bancario alemán, aceptando que los bitcoins son unidades de valor, pasando a ser instrumentos financieros y quedando bajo el control y las leyes de los reguladores competentes, que pueden estar sujetos a impuestos, aun si la divisa es libre de ellos.

LEE MÁSLegalización del Bitcoin en Japón y su influencia en el mundo

Alemania es ahora el primer país del mundo en tener una serie de normas claras aplicables a Bitcoin.

Con estas nuevas regulaciones, las compañías y empresas sabrían cómo facilitar las transacciones con el Bitcoin y los bancos, requiriendo de ellas un capital de 730.000 euros, y debiendo responder al BaFin. Con esto, Alemania no sólo pretende aceptar el uso legal del bitcoin en operaciones económicas, sino que se declaren los beneficios comerciales que se obtienen en el intercambio. El representante de la firma legal Xenion, Stefan Greiner, dijo “Alemania es ahora el primer país del mundo en tener una serie de normas claras aplicables a Bitcoin”.

Efectos a nivel global

Habiendo Alemania reconocido legalmente el Bitcoin como una divisa legítima, abriría las puertas para una mayor regulación, a lo cual se oponen  sus seguidores, debido a que, a diferencia de otras monedas, ésta no está respaldada por ningún gobierno ni depende de la confianza en ningún banco central. Ellos alegan que protegen la identidad de los usuarios de robo y fraude, mientras otros opinan que esta falta de regulación por parte del estado o del banco se presta para el lavado de dinero y la estafa. La Unión Europea no se ha manifestado aún, pero el Fidor Bank solicitó a Alemania la licencia para abrir una oficina de cambios de bitcoins.

Esta moneda fue creada por una persona o grupo, en el 2009, de los que no existe ningún rastro, como un sistema de moneda virtual basada en P2P (peer-to-peer, como la que se emplea en el intercambio de archivos musicales y películas), cuyo valor se calcula y actualiza de acuerdo a operaciones matemáticas en miles de ordenadores, que impiden que un mismo bitcoin sea utilizado en más de una operación. Se cree que para el año 2140 se crearán hasta los 21 millones de unidades.

Comments

comments